Clínica de Podología y Fisioterapia

91 888 77 78
Podólogo y Fisioterapéuta en Alcalá de Henares
Podólogo Alcalá de Henares

Pie Diabetico · Podólogo en Alcalá de Henares (Madrid)

Pie Diabético

La Diabetes Mellitus es una afección muy frecuente, y de creciente incidencia en el mundo entero. Ocasionalmente produce síntomas desde su inicio y otras veces no presenta ninguno y pasa totalmente inadvertida. 

La diabetes puede producir muchos efectos en diversos procesos y sistemas del organismo. Representa además un importante factor de riesgo para muchas otras enfermedades, en especial cardiovasculares y renales. 

Los pies de los pacientes diabéticos son particularmente susceptibles a lesionarse por las complicaciones vasculares, neurológicas y ortopédicas que la enfermedad provoca.

+ info sobre elpie diabético

Tipos de diabetes

Diabetes Tipo 1 (Insulinodependiente), que requiere para su adecuado control la administración diaria de insulina. El tratamiento consiste en la asociación de un plan de alimentación adecuado, ejercicio físico y aplicación de insulina, cuya dosis y frecuencia de inyecciones decidirá el médico en cada caso particular.
 
Diabetes Tipo 2 (no insulinodependiente), afecta habitualmente a adultos mayores de 40 años con sobrepeso. Esta es la forma clínica más común (90% del total de diabéticos). En el tipo 2, las células del páncreas producen insulina, pero el organismo no puede utilizarla adecuadamente. Hay insulina, pero las células parecen no reconocerla, y la glucosa no puede entrar en los tejidos. A esta incapacidad de usar eficazmente la hormona, se llama "insulinorresistencia". En estos casos, el páncreas se ve obligado a fabricar cada vez más insulina, sin alcanzar el efecto normal, por lo que aumenta el azúcar en la sangre (hiperglucemia). 

Consejos para el cuidado del pie diabético

• Lave diariamente los pies con agua "tibia". 
• Use cremas hidratantes, pero "nunca" aplicarla entre los dedos.
• Corte las uñas "en forma recta", sin tocar la cutícula y bordes laterales. 
• No intente ningún tipo de manipuleo en los pies, ni trate de curar por sí mismo callos, durezas o ampollas, aplicando callicidas, antisépticos, o pomadas. Consulte inmediatamente si tiene cualquier lesión, herida, cambio en el color de la piel, edemas, picazón entre los dedos, etc... 
• Utilice calzado cómodo y que no produzca roces ni presiones. Medias de algodón no de nylon, evite las costuras. No use ligas, ni elemento alguno que dificulte la circulación
• Mantenga sus pies lejos de estufas y cualquier artefacto que irradie calor.
• Nunca camine descalzo.
   

Controles en el diabético

La diabetes altera el metabolismo de la glucosa (azúcar) en el organismo. La insulina es una hormona que permite la utilización de glucosa. Es producida por el páncreas, un órgano situado detrás del estómago. En el diabético, el páncreas no segrega insulina o la produce en cantidades muy pequeñas. Siendo esa hormona la que está involucrada en el proceso, podemos diferenciar a la diabetes en dos subclases: insulinodependiente y 
no-insulinodependiente. 

El objetivo del tratamiento es la utilización adecuada de la glucosa; de esta forma se evitan en gran medida complicaciones tanto del diabético insulinodependiente como del no-insulinodependiente. 

El tratamiento habitual abarca una serie de medidas, tales como, régimen dietético, ejercicio físico y medicación, ya sea insulina o hipoglucemiantes orales. 

Clínica autorizada con el número: CS4900 en el Registro de la Consejería de Sanidad de Madrid